Todos los lunes Edición Limitada da la palabra con un experto en bienestar. Esta semana, Emilie Kapps, naturópata, comparte sus consejos para empezar la temporada con vitalidad.

El otoño rima con temperaturas más bajas, falta de luz, cansancio que se instala y un sistema inmunológico debilitado. Estos son algunos consejos para afrontar la temporada con energía:

Reajusta tu dieta abasteciéndote de superalimentos

– Almendras: proteínas vegetales energizantes, que reducen la sensación de fatiga gracias, en particular, a su riqueza en magnesio, riboflavina (vitamina B2), tiamina (vitamina B1) y ácido fólico (vitamina B9).

– Spirulina: proteína vegetal inmunoestimulante, que lucha contra la fatiga gracias en particular a su riqueza en hierro, magnesio, selenio, zinc, etc.

– Propóleos: antiviral, antimicrobiano, previniendo problemas otorrinolaringológicos invernales.

– Camu-camu: fruto inmunoestimulante, aportando vitalidad gracias a su riqueza en vitamina C, polifenoles y flavonoides.

En general, nos abastecemos de alimentos ricos en vitaminas C, D, E, magnesio, zinc y selenio.

Elige una planta aliada

En fitoterapia: equinácea (planta antiviral, antimicrobiana) o ginseng (planta inmunoestimulante, energizante). También puedes recurrir a plantas adaptogénicas como el astrágalo o la rodiola (tonificantes, fortificantes, resistentes al estrés) en cápsulas o infusión.

Si se prefiere la aromaterapia: aceite esencial de ravintsara difundido o inhalado (inmunoestimulante, antiviral, antimicrobiano).

Exposición a la luz del día

Para sintetizar vitamina D (mantenimiento del sistema inmunitario) y melatonina (hormona implicada en el sueño).

Fomentar el contacto con la naturaleza.

Para capturar iones negativos, recargar energía, reducir el estrés, oxigenar las células, estimular el sistema inmunológico y mejorar el sueño. Ya sea en un parque, un jardín o en el bosque, practicamos la silvoterapia cuyos beneficios están bien establecidos.

Mantener la actividad física

Para evitar la acumulación de toxinas que provocan fatiga y caída del sistema inmunológico.

Toma un curso de probióticos

Cuidamos nuestra microbiota con una cura de probióticos que viene a reforzar nuestras defensas inmunitarias y prevenir posibles carencias en invierno.

Prepara una bebida “boost”

Pasar al extractor 1 naranja + 1/2 limón. Añadir 1 yema de huevo + 1 cucharadita de germen de trigo en polvo + 1 cucharadita de miel de romero.

emiliekapps.com

emilie kapps