Controlar el hogar conectado con el Asistente de Google actualmente es complicado: «Lo siento, no entendí»