Todos los lunes, Série Limitée da la palabra a un experto en bienestar. Esta semana, Katherine Busuttil, nutriterapeuta y fundadora de Diet Kate Spirit, nos da tres consejos fáciles de poner en práctica para limitar los excesos a fin de año.

Todos los años es el mismo estrés, se acercan las vacaciones y vamos a… un poco demasiado. Entonces, ¿qué pasaría si aprendiéramos a manejar nuestras diferencias de conciencia?

Consejo #1: reequilibrar

Una brecha siempre debe reequilibrarse al día siguiente si no desea que los kilos de más se asienten.

Por ejemplo, una cena demasiado abundante podría ir seguida de un solo día de dieta de manzanas:

– empieza el día con una deliciosa compota de manzana casera a la que le has añadido limón y canela.

– El almuerzo será al mismo ritmo con un buen plato de compota de manzana seguido de una infusión detox.

– merienda: ¿por qué no una manzana al horno espolvoreada con canela?

– y la noche ? ¡Un buen plato de compota de manzana!

Ahí lo tienes, el truco está hecho, has reequilibrado tus diferencias del día anterior, has limpiado tu cuerpo y puesto a descansar los órganos de la digestión. Recuerda beber mucho a lo largo del día.

Sobre todo, no te apresures con esta monodieta porque la manzana no solo nos resulta deliciosa sino que es rica en pectina lo que permite un gran efecto de saciedad. Conclusión ? No pasarás hambre con esta dieta mono.

Consejo #2: Nunca llegues a una cena con hambre

Es importante no llegar con hambre a una cena, de lo contrario hay huecos garantizados. Así que cogemos un aguacate que cortamos en 2, le añadimos un chorrito de limón y nos lo comemos antes de ir a cenar (nadie tiene por qué saberlo, es entre vosotros). Uno de los grandes clásicos es también el de no rellenar.

Consejo #3: Ayuno Secuencial

Un último consejo para disfrutar de las fiestas con dignidad y sin privaciones: a partir de la noche del 25 de diciembre iniciamos un ayuno secuencial, es decir, dejamos de comer a las 6 de la tarde y contamos las 2 de la tarde para retomar el almuerzo con un buen plato de proteínas. – Verduras de temporada gratis. Ideal para una buena desintoxicación.

Un bonito regalo para el organismo porque no solo pondrás a descansar a tu sistema digestivo sino que obligarás al organismo a recurrir a sus reservas, lo que te permite quemar más rápidamente las calorías de las últimas cenas.

Y por el lado del alcohol, ¿qué hacemos para beber en conciencia? Ya elegimos beber un excelente champán para disfrutar de verdad. Y sí, el champán es el alcohol con menos calorías.

¡Muy felices fiestas a todos!

dietkatespirit.com

Katherine Busuttil