Internada en una residencia de ancianos, tuvo que abandonar a sus gatos

Un abandono desgarrador con consecuencias inesperadas para esta mujer y sus gatos.

Cuando ingresó a una casa de retiro hace unos tres años, la dueña de Missy y Zipper, dos gatos birmanos de 16 años, tuvo que dejarlos atrás. Tenía estrictamente prohibido llevar a sus dos amados gatos con ella.

Una decisión difícil de tomar

Decidida a encontrar la mejor solución para sus mejores amigos, la mujer prueba suerte con su familia. Desafortunadamente, nadie quiere recuperar a sus dos gatos. Ya no tiene otra opción y debe encomendarlos a la organización Anual de Cuidado y Control de Animales del Condado de Arundel (AACAC) en Virginia.

Devastada, la anciana también dejó instrucciones muy específicas sobre sus gatos, no queriendo dejar nada al azar. Indicó que nunca se habían separado, lo que les gustaba hacer y comer, sus pequeñas costumbres… Un gesto que conmovió mucho a todos en el albergue.

Por su parte, el refugio publicó un lindo anuncio para tratar de encontrar un hogar para los dos gatos que no deberían ser separados. Por supuesto, adoptar dos gatos de 16 años no es fácil, pero llamó una mujer de Oregón.

Indicó que sus padres vivían al lado del refugio y que serían una familia perfecta para los gatos. Eventualmente, los padres llegaron al refugio y el amor a primera vista fue inmediato entre ellos, Missy y Zipper.

Gracias a la hermosa historia de Missy y Zipper, muchos otros gatos mayores del refugio han sido adoptados.

Para leer también: Su auto se hunde en un río, ella sale sana y salva… ¡con su gato!