Hace unos días, nos enteramos, por la voz de algunos desarrolladores de iOS enojados, que Apple estaba en medio de una limpieza de primavera. Y les dejó treinta días para actualizar sus antiguas aplicaciones, so pena de verlas eliminadas de la App Store.

Una medida que algunos no han digerido, en particular los desarrolladores de juegos, que no han entendido por qué tenían que actualizar un programa completo, completo.

En un comunicado de prensa, Apple puntea la “i”, recuerda por qué está tomando estas medidas e indica que ya eliminó 2,8 millones (¡!) de aplicaciones consideradas obsoletas, en aplicación del programa “ Mejoras en la tienda de aplicaciones »lanzado en 2016.

Ver también vídeo:

Así explica que los desarrolladores de aplicaciones que no se actualizan desde hace tres años y que ya no son (o casi) descargadas por los usuarios recibirán un correo electrónico explicándoles que su aplicación podría ser eliminada. No obstante, la empresa indica que permitirá hasta 90 días (frente a los 30 anteriores) para que los desarrolladores propongan un actualizar.

¿Por qué tal medida? Primero para despejar una App Store cargada de programas realmente obsoletos… y para facilitar el descubrimiento de alternativas más modernas. “Los usuarios encuentran aplicaciones que cubren sus necesidades más fácilmente cuando las aplicaciones desactualizadas ya no están en la App Store” explica la firma. Pero también entran en juego otras cuestiones, como la seguridad, por supuesto, así como la “experiencia de usuario”: Apple quiere que los programas de su tienda sean perfectamente compatibles con sus últimos terminales.