Todos los lunes, Série Limitée da la palabra a un experto en bienestar. Esta semana, Devi Boscolo-Thiounn, maestra de reiki y fundadora de Hana Kana, marca especializada en belleza y bienestar holístico, presenta las virtudes de la fumigación para acabar con las malas energías.

La fumigación es un método de purificación tradicional utilizado por muchos pueblos, culturas y religiones. Estos rituales se encuentran entre los cristianos, en Asia, en los templos budistas, entre los incas y los indios americanos. El principio es combinar las virtudes de plantas o árboles, como el palo santo, para aprovechar sus beneficios.

Una vez que se enciende el palo, el humo que emana neutraliza las cargas positivas en el espacio y libera iones negativos en él. La energía ambiental cambia. Se siente una sensación de paz y equilibrio. El campo electromagnético del cuerpo se limpia de iones positivos que pueden causar sensación de fatiga general. Los iones negativos producidos por el humo contrarrestan los iones positivos presentes en el aire. Esta acción actúa como un antidepresivo natural e influye en los niveles de serotonina en el cerebro. Los iones negativos también pueden mejorar la calidad del sueño al causar calma y una sensación de bienestar.

La fumigación cambia la estructura molecular del aire, es un cambio energético y depurativo. Como el sentido del olfato está fuertemente ligado a la memoria y al instinto, la fumigación es una práctica interesante para calmar emociones como la ira, el miedo o la ansiedad.

La fumigación también tiene muchas otras propiedades. Al interesarnos por el palo santo, una madera sagrada de América del Sur, evocamos rituales espirituales envolventes.

Utilizado originalmente en encantamientos chamánicos, su uso se ha extendido por todo el mundo. La fumigación del palo santo trae muchos beneficios para el cuerpo y el espíritu. Purifica y limpia el aire ambiente de bajas energías estancadas. Esto le permite sentir dejarse llevar y serenidad. Su reconfortante aroma amaderado también elimina muy bien los malos olores. (¡Es una buena herramienta para usar después de limpiar nuestro interior!)

En el ámbito mental, psicológico y espiritual, el palo santo reduce el estrés y el nerviosismo. Su efecto calmante nos permite acompañarnos durante una meditación pero también dar rienda suelta a nuestro poder creativo. Nos permite recrear un equilibrio interno a través del trabajo de los chakras y así abrirnos y ganar confianza y paz.

Su uso es sencillo, enciende tu palo en un lugar tranquilo donde no te molesten. Sopla suavemente sobre la llama y comienza tu ritual disfrutando el momento presente, proyectando tu objetivo a través de la intención o la visualización.

Este es el mismo principio que se utiliza con los palos de fumigación o «palos de mancha». El ensamblaje de plantas medicinales permite trabajar en diferentes rituales y purificaciones.

El palo santo es madera es completo, además es beneficioso a nivel físico y espiritual gracias a su aceite esencial. Actúa sobre multitud de dolencias, alivia dolores musculares y articulares, dolores corporales, dolores de cabeza… También permite liberar la respiración y facilitar la digestión. Puedes disfrutar de sus beneficios en masaje. Mezcla unas gotas de aceites esenciales con aceite vegetal y masajea la zona bloqueada.

Esta sinergia también es muy efectiva durante las terapias de chakras en masajes circulares en sus centros de energía. En aromaterapia, la difusión del aceite esencial de palo santo calmará tu mente y abrirá el chakra del tercer ojo.

El aceite esencial de palo santo puede ser difícil de encontrar, aquellos que deseen una alternativa para difundir pueden elegir el aceite esencial de incienso o mirra, que tienen características muy similares. Lo importante es tomar estos momentos para uno mismo y disfrutarlos al máximo. El equilibrio y la armonía se trabajan a diario. El bienestar holístico reside en los momentos que nos permitimos.

hanakanaholistic.com

Devi Boscolo-Thiounn