Todos los lunes, Série Limitée da la palabra a un experto en bienestar. Esta semana, Laure Dary, bailarina profesional y profesora de yoga, nos da sus recomendaciones para sentirnos más ligeras en verano.

Se acerca el verano, el calor también, la temporada de shorts y faldas está abierta, ¡es hora de cuidar tus piernas! Las mujeres se ven particularmente afectadas por el síndrome de piernas pesadas. Si sientes las piernas comprimidas e hinchadas es porque la sangre no circula bien y tendrás que ayudar a tu sistema venoso con consejos y ejercicios fáciles de implementar para una rutina de piernas ligeras.

No dudamos en movernos

En primer lugar pensamos en tonificar estas piernas para mejorar la circulación sanguínea gracias a ejercicios de barra en el suelo, donde trabajaremos hasta las puntas de los pies, o practicando determinadas posturas de yoga como «utkatasana» la postura de la silla.

Cuando utilizamos los músculos de la parte inferior del cuerpo, y en particular los de las pantorrillas, favoreceremos el retorno de la sangre al corazón y de esta manera aligeramos las piernas.

Entonces, pensamos en posturas de inversión. Sin pensar en posturas demasiado avanzadas, practicamos todos los días la postura de la vela para favorecer la circulación linfática. También descomprimirá los órganos pélvicos y puede mejorar la digestión.

Por último, todas las actividades practicadas en el agua, como la natación, el aeróbic acuático o el longe-coast, serán muy beneficiosas porque además de trabajar la musculatura tendrás como plus un drenaje natural.

Masajes o auto-masajes

Solos en casa, practicamos el cepillado en seco a diario para estimular la circulación y mejorar la calidad de la piel. De abajo hacia arriba, realizamos movimientos circulares con una ligera presión.

En instituto, optamos por un drenaje linfático para aligerar el cuerpo y eliminar el agua con mayor facilidad.

trucos que funcionan

Por el lado de la dieta, reducimos la sal y favorecemos los alimentos que favorecen el retorno venoso como las verduras crudas, los frutos rojos, el aguacate y los alimentos ricos en omega 3.

Se piensa para elevar las piernas al menos 10 minutos al día.

Evita la ropa demasiado ajustada y los tacones demasiado altos.

Se cree que mantenerse hidratado bebiendo al menos 1,5 litros de agua al día.

Se cree que la respiración elimina el estrés y ayuda a mejorar la circulación sanguínea.

Los ejercicios que te acompañarán todo el verano

– La declaración de los bailarines:

La posición: de pie con ambas piernas paralelas, ambos pies separados a la altura de las caderas, la espalda recta, puedes apoyarte en una silla o mueble como si fueras un bailarín en la barra.

El movimiento: levantas los talones del suelo y subes lo más alto posible en la media punta, mantienes la posición durante 3 segundos y bajas los talones en cámara lenta hasta el suelo. Repites el movimiento 10 veces.

Los beneficios: tonifica las pantorrillas y trabaja el arco del pie.

– La postura de la silla:

La posición: de pie con los pies juntos, flexionas las piernas llevando el peso del cuerpo hacia atrás. Si miras hacia abajo, deberías ver los dedos de tus pies. Los brazos pueden estar estirados a lo largo de las orejas o las manos en oración frente al pecho.

El movimiento: mantener las piernas flexionadas durante 5 respiraciones, luego extender las piernas y doblar nuevamente para encontrar la silla, luego nuevamente 5 respiraciones. Repetir la secuencia 5 veces.

Los beneficios: tonifica la parte inferior del cuerpo.

– La postura de la vela:

La posición: tumbado en el suelo, eleva ambas piernas hacia el cielo y sujeta la zona lumbar con las manos. Los codos están dirigidos uno hacia el otro, el cuello es recto, los pies son puntiagudos. Aquí, sin movimiento tratamos de mantener la postura durante 10 respiraciones.

Los beneficios: facilita el retorno de la sangre al corazón y la circulación linfática, la postura de piernas ligeras.

lauredarystudio.com

laura dari