Todos los lunes, Série Limitée da la palabra a un experto en bienestar. Esta semana, Emilie Kapps, naturópata, une fuerzas con el cardiólogo Laurent Sitruk. Juntos brindan sus consejos para ayudarlo a conciliar el sueño, prevenir los despertares nocturnos e identificar posibles apneas del sueño.

No menos del 70% de los franceses informan haber tenido trastornos del sueño desde la epidemia de Covid-19. En general, dormimos menos que hace unos años, ya que perdemos de 1 hora a 1,5 horas de sueño por día. El estrés, la ansiedad, el exceso de trabajo, un estilo de vida poco saludable también tenderán a perturbar nuestras noches. Sin embargo, dormir bien es fundamental para nuestra salud. Debemos cuidar nuestro sueño y permanecer atentos a sus posibles desequilibrios como la apnea del sueño.

Consejos para promover el sueño

– Elige un aceite esencial relajante como manzanilla romana, vetiver, lavanda, albahaca o mandarina. Primero pruebe el aceite de su elección en el pliegue del codo. Aplicar 1 gota en cada muñeca + 1 gota en el plexo solar, todas las noches.

– Fomentar al máximo el contacto con la naturaleza y exponerse lo máximo posible a la luz del día para sintetizar la melatonina, la famosa hormona del sueño.

– Hacer una cura de magnesio que actuará en particular sobre la ansiedad y el nerviosismo.

– Pon jazmín en casa para beneficiarte de sus efectos sedantes.

antes de dormir

– Pruebe la meditación de atención plena o el yin yoga para reenfocarse. Déjate guiar por las aplicaciones Petit BamBou, Namatata, Relax Melodies, etc.

– Tome un baño de sal de Epsom para relajarse. Vierta 2-3 puñados en un baño a 37 grados. Disfruta de este momento de calma durante 20-30 minutos.

– Prepare una leche de luna, una bebida para dormir de bricolaje: mezcle ashwagandha, canela, cardamomo, miel, nuez moscada, jengibre, azafrán, leche vegetal.

– Prueba la litoterapia colocando una piedra de amatista debajo de la almohada para aprovechar su poder calmante y sedante.

– Deja a un lado las pantallas (teléfono, ordenador, tablet) para escapar de esa famosa luz azul que nos desvela.

– No coma alimentos demasiado dulces con un índice glucémico alto. En caso de hambre después de cenar, preferir un puñado de almendras (30 gramos o unas 23 almendras) por su riqueza en magnesio con garantía de saciedad y bajo índice glucémico.

¿Te despiertas cansado? ¿No tienes un sueño reparador? ¿Tu sueño está dividido? Es posible que sufra de apnea del sueño.

¿Qué es la apnea del sueño?

Este es un paro respiratorio inconsciente que dura más de 10 segundos. Entre 5-12 apneas por hora, hablamos de apnea leve, entre 12-30 apneas por hora, de apnea moderada, ya partir de 30, de apnea severa.

¿Cómo diagnosticarlo?

Si tiene problemas cardiovasculares (por ejemplo, hipertensión, trastornos del ritmo cardíaco), sobrepeso, ronquidos intensos, despertares nocturnos con sensación de ahogo, fases de somnolencia diurna, es imprescindible pedir cita con un cardiólogo que, gracias a un registrador, analizará tu sueño y tu respiración. Esto clasificará la apnea. Es posible que pueda redirigirlo si es necesario a un otorrinolaringólogo.

¿Cómo curarlo?

Haciendo algunos cambios en el estilo de vida y la dieta: pérdida de peso, dormir de lado, dormir en una cama elevada, cenar ligero por la noche, etc. En algunos casos, su cardiólogo le recomendará un dispositivo CPAP (presión positiva continua en las vías respiratorias). Esta es una máscara para ponerse en la nariz o la boca mientras duerme.

emiliekapps.com

Emilie Kapps y Laurent Sitruk