Todos los lunes, Série Limitée da la palabra a un experto en bienestar. Esta semana, Elodie Garamond, fundadora del Tigre Yoga Club, nos muestra una forma original de relajarse: la coloración meditativa.

¿Conoces los poderes del mandala? Más que colorear, el mandala es una práctica derivada del budismo de meditación a través del movimiento y el color que permite encontrar o redescubrir la calma, la concentración, la creatividad… El término «mandala» forma parte ya de nuestro lenguaje cotidiano y son raros los que no he redescubierto la alegría de sostener un lápiz de color para garabatear, especialmente entre los yoguis, pero ¿cuáles son las implicaciones psicológicas y simbólicas? El mandala, «círculo» en sánscrito, es un diseño circular más o menos complicado, similar a una roseta, que se colorea desde el centro hacia la periferia, sin pretender embellecerlo sino hacerlo «en conciencia», para activar su poder. calmante en la mente.

Porque desarrollar un mandala permite que trabajen los dos hemisferios del cerebro: la parte derecha se moviliza en la dimensión creativa y artística de la actividad, como la elección de la armonía de los colores y la poesía de las formas, mientras que el hemisferio izquierdo se llama encargado de administrar la organización espacial, la lógica y la simetría del dibujo. Esta doble estimulación cerebral proporciona inevitablemente, si uno no se distrae simultáneamente con estímulos externos, una sensación de relajación, armonía y profunda calma interior. Es una excelente herramienta de concentración tanto para adultos como para niños que se puede usar y abusar durante unos minutos o unas horas al día, ¡tan pronto como surja la necesidad!

Además de sus probados beneficios fisiológicos, el mandala también y sobre todo conlleva un poderoso simbolismo, ensamblando figuras según un orden preciso y regular para constituir un todo global y armonioso. De ahí el significado de la palabra «círculo», aquello que se reúne unitariamente dentro de un límite dado. Así que, en un momento en el que podemos sentirnos descentrados y desorientados por la situación exterior que se nos impone, la facilidad para reenfocar y el bienestar instantáneo que proporciona este mágico colorido resultan preciosos…

tigre-yoga.com