Todos los lunes, Série Limitée da la palabra a un experto en bienestar. Esta semana, Thierry Legagnoux, quiropráctico y especialista en corrección postural, nos explica cómo curar las dolencias vinculadas al uso excesivo de nuestros smartphones y otras pantallas portátiles.

Hoy, nuestras pantallas, nuestras tabletas y nuestros teléfonos inteligentes se han convertido en una extensión de nuestros brazos. El «cuello de texto» es la consecuencia de estas nuevas adicciones. Esta expresión describe la tensión y el dolor que se siente en el cuello, fruto de una posición repetitiva y excesiva debido al uso de nuestros objetos conectados (“texto” se refiere a los mensajes de texto que escribimos en esta posición). Esta condición también se conoce como «síndrome de la cabeza hacia adelante» y se acentúa particularmente por el peso que impone la inclinación de la cabeza.

Los síntomas más comunes son dolor, tensión o rigidez en el cuello. También sentimos fatiga muscular así como un dolor irradiado en hombros y brazos. También pueden presentarse como dolores de cabeza o migrañas. En los casos más graves, el organismo se defiende mecánicamente produciendo artrosis prematura.

Por eso es importante regular el uso de tabletas y teléfonos inteligentes y recordar tomar descansos de 2 a 3 minutos cuando los ojos están fijos en la pantalla. También debe recordar evitar permanecer demasiado tiempo en una mala posición estática y colocar el dispositivo de forma que se reduzca la tensión en el cuello (siempre es mejor ponerlo a la altura de los ojos) evitando movimientos repetitivos (escribir un texto largo sin moverse o pausar, por ejemplo).

Para remediarlo, optamos por la rehabilitación postural, una técnica encaminada a recuperar la conciencia del propio cuerpo, muy eficaz en el tratamiento del text-neck. Dependiendo de una evaluación radiológica, se le puede recomendar un programa de 4 a 6 semanas de estiramiento de músculos y ligamentos, así como ejercicios articulares para superar la mayoría de los síntomas. En los casos más avanzados, será necesario un programa de corrección postural previa consulta y ejercicios de fortalecimiento muscular para recuperar la soltura muscular anterior a la era 2.0.

quiropráctica.fr

Cheyn’s Tlili