Los cálculos urinarios son comunes en los conejillos de Indias. Se manifiestan con mayor frecuencia por orina roja. Una radiografía generalmente hace el diagnóstico. El tratamiento es esencialmente quirúrgico. Y prevención, un caso de verduras recogidas a mano.

Un conejillo de indias que orina sangre puede tener cistitis o un cálculo urinario. Si este es el caso de tu pequeño chon, acude sin demora a un veterinario nacófilo para que examine a tu compañero. No descuide este tipo de síntoma para aliviar a su roedor lo más rápido posible y permitirle recuperar su legendaria alegría de vivir (¡pero menos que su apetito!).

¿Qué es un cálculo urinario en cobayas?

Un cálculo urinario (o urolitiasis) es una concreción mineral que se forma en el tracto urinario. En cobayas, suelen estar compuestos por calcio combinado con otros componentes (carbonato de calcio, oxalato de calcio, etc.). Concretamente, parece una piedra tosca.

La orina de los cobayos es naturalmente rica en minerales (tiene una consistencia «espesa», un poco lechosa), lo que los predispone a esta patología. Los cálculos también pueden ser consecuencia de una infección urinaria crónica.

En cobayas, los cálculos se forman principalmente en la vejiga o en la uretra (conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia el exterior). Pueden volverse grandes y llenar completamente la vejiga. Suelen ser dolorosos debido a su tamaño y aspereza.

Mi cobaya tiene un cálculo urinario: síntomas, tratamiento y prevención
M. Toth / Shutterstock

¿Cómo sé si mi cobaya tiene un cálculo?

Inicialmente, los síntomas pueden ser leves con dolor al orinar que es difícil de detectar y pérdida de apetito. Rápidamente, la orina se tiñe de sangre. El animal se vuelve menos animado y pierde peso.

Es el veterinario quien podrá hacer el diagnóstico de certeza gracias a un examen de rayos X. El cálculo suele ser claramente visible, ya sea en la vejiga o en la uretra. También se puede realizar una ecografía para objetivar mejor el estado de la vejiga. La mayoría de las veces, solo hay un cálculo.

Una litiasis en la uretra puede convertirse en una urgencia si el animal ya no puede orinar del todo. Si tu cobaya ya no orina, se queja y tiene un bulto en el pene (macho) o debajo de la piel de la vulva (hembra), acude a tu veterinario. Su pronóstico vital podría comprometerse rápidamente.

¿Cuál es el tratamiento para un cálculo urinario en cobayas?

El tratamiento de un cálculo vesical en cobayas es quirúrgico. La operación consiste en extirpar la litiasis presente en la vejiga. El animal recibe antibióticos y analgésicos unos días antes de la operación. En el día, el veterinario realiza la anestesia y luego la cistotomía (apertura del abdomen y luego de la vejiga para extraer el cálculo). Se suturan la vejiga, el músculo abdominal y la piel. Las suites son generalmente excelentes. No descuides los analgésicos porque la cobaya es muy sensible al dolor.

Para los cálculos uretrales, si no están demasiado lejos del meato, se pueden expulsar bajo anestesia. Si no podemos llegar a ellos, podemos proceder a cirugías más o menos importantes como una episiotomía en la mujer para tener un mejor acceso o una amputación del pene en el hombre. En este caso, la recuperación es más difícil.

Mi cobaya tiene un cálculo urinario: síntomas, tratamiento y prevención
Dev_Maryna / Shutterstock

¿Cómo prevenir los cálculos en cobayas?

En primer lugar, debes asegurarte de que el conejillo de Indias beba lo suficiente. Para ello, debe tener siempre agua fresca y limpia a su disposición. Un buen riego puede diluir la orina; por lo tanto, están menos concentrados en cristales (lo que puede dar lugar a cálculos mediante la agregación entre ellos). También podemos darle verduras o frutas ricas en agua como el pepino o la sandía.

También se recomienda limitar los alimentos ricos en calcio como el heno a base de alfalfa, la col verde, los berros, el perejil, las espinacas o incluso el kiwi y las naranjas… Las croquetas, a menudo elaboradas con alfalfa, también deben consumirse con moderación.

Si la suplementación con vitamina C es fundamental para nuestros perros, un exceso podría intervenir en la formación de cálculos de oxalato cálcico. Por ello, es importante respetar las dosis a la hora de aportar vitamina C a tu cobaya.

¡Y no olvides un poco de ejercicio! La inactividad física es uno de los factores que predisponen a los cálculos urinarios en cobayos. Entonces, ¡sacamos a los cerdos de las jaulas y los ponemos a jugar!

isabel vixege

Dr. Veterinario