Las cosas se están volviendo más claras con respecto a una posible adquisición de Ubisoft. Según un informe reciente, la familia Guillemot, al frente de la empresa desde su creación, no quiere que les quiten sus juegos. Asimismo, actualmente se encuentra en la búsqueda de un socio financiero que le permita mantener su independencia.

ubisoft
Créditos: Flickr

Ubisoft es uno de estos orgullos franceses a nivel internacional. Tanto si eres fanático de sus juegos como si no, y omitiendo los oscuros casos de acoso, hay que reconocer que la compañía es ahora un jugador importante en los videojuegos a escala mundial. Un orgullo tanto más fuerte cuanto que este último siempre ha querido seguir siendo independiente. Recordamos así su feroz lucha, en 2016, contra la ofensiva de OPA de Vivendi.

Pero desde entonces, el panorama de los videojuegos ha cambiado mucho. Los gigantes de la industria fueron comprados por unas pocas decenas de miles de millones de dólares y Ubisoft no se benefició de la influencia de la década de 2010. Si la saga Assassin’s Creed sigue funcionando igual de bien, no se puede decir lo mismo de Far Cry, o incluso de próximos juegos como Beyond Good and Evil 2 y el remake de Prince of Persia: The Sands of Time que parecen estar experimentando algunos problemas de desarrollo.

Relacionado: — Far Cry 6: Ubisoft utiliza métodos dudosos para engañarte para que juegues

A pesar de la posible adquisición, Ubisoft quiere seguir siendo independiente

Sin contar, una vez más, con el escándalo vinculado al acoso que sacudió a la compañía durante el verano de 2020 y que empañaba de forma permanente su imagen. Esto explicaría este leve cambio de situación para Ubisoft, que ya no está tan cerrado a la idea de ser comprado. Sin embargo, la familia Guillemot, que ha estado al frente de la empresa desde su creación, no quiere perder el control de las licencias que la han hecho famosa.

Según un informe reciente, este último apunta más bien a una asociación con compañías de inversión, lo que le permitiría protegerse contra otras ofertas agresivas a la Vivendi. Y así, mantener su independencia tan querida en su corazón. “Siempre hemos tomado nuestras decisiones en interés de nuestros grupos de interés, que son nuestros jugadores, nuestros empleados y nuestros accionistas”dijo el CEO Yves Guillemot en febrero pasado.

Fuente: Buscando alfa